OTRAS IMAGENES

Otra talla de la Virgen fue realizada en el 1763, después que el pueblo de Villaviciosa esperara pacientemente su vuelta desde finales del siglo anterior Para compensar esta pérdida, el Cabildo ordenó realizar una copia ante la cual los fieles de aquel pueblo pudiesen acudir a sus pies en busca del consuelo que siempre les había proporcionado Con este motivo, en esta misma fecha y a petición del racionero diputado de aquel santuario D Antonio de León Sabariego, se protocolaron en el registro de escrituras públicas ciertos testimonios demostrando que la imagen original y aparecida era la de la capilla de Villaviciosa, mientras que la nueva, se colocaba en el santuario Como se ve la idea perseguida por esta documentación era dejar bien claro el origen de una y otra, por si en el transcurso del tiempo se llegaba a dudar en cual seria la primitiva Recientemente, el pueblo, cuya referida imagen venera como patrona, ha erigido una joven cofradía en su honor en el ano 1987, la cual ha coronado canónicamente a su titular en 1988. 

La copia que quedó en el pueblo.

Entre las copias realizadas, cabe destacar la que existía en el desaparecido convento de Santa María de Gracia, de nuestra ciudad, es revestida de plata, a imitación de la verdadera y se realizó con el deseo de constituir otra cofradía en su honor, allí por mayo de 1609, pero para prevenir las dificultades que podrían originarse, entre la primitiva Hermandad, ya existente, y la nueva, el 16 de octubre de 1614, reunidos los interesados, se determine por parte de ambas, que la nueva Hermandad se agregara a la ya constituida.

La copia de Santa María de Gracia.

Estas son las tres copias, fundamentales, realizadas a semejanza de la imagen original: las realizadas por la Hermandad, la realizada por el Cabildo para el pueblo de la Virgen y la del extinguido convento de dominicas. Aparte, cabe destacar dos imágenes más que se han venerado o se veneran con la advocación de Ntra. Sra. de Villaviciosa 

La primera, cuenta la tradición que siendo el día 9 de octubre de 1680, padeció la provincia un notable terremoto A la hora de este asombroso movimiento de tierra, se encontraba en la sierra, al pie del cerro de las ermitas, llamado de la cárcel, un muchacho de siete anos llamado Bartolomé Pedrosa, cuando le salió al encuentro una horrible culebra y huyendo se subió a un peñasco Volviendo la cara para comprobar si le seguía, vio una pequeña imagen de la Santísima Virgen, que llevó a casa del Rector de Santa Marina, D Fernando Dávila, el cual, le dio el titulo de Ntra. Sra. de Villaviciosa por suerte censada por él Posteriormente, la donó al recién fundado monasterio del Cister, donde se ha venido venerando en el primer altar del lado de la epístola hasta que en 1976 fue retirada para colocar delante de dicho altar una nueva imagen de vestir que, corriendo la misma suerte que la imagen original, la ha llevado a la clausura del convento.

La imagen aparecida que se venera en el Monasterio del Cister.

La segunda, en Sevilla, en el hospital del Espíritu Santo, ya existía en 1582 una hermandad de luz de Ntra. Sra. de Villaviciosa, fundada por el genovés Tomas Pessaro En 1587 pasa la hermandad al oratorio de Colón donde se fusiona con la del Santo Entierro, que se encontraba allí establecida. La imagen, de tamaño natural, es una dolorosa de vestir obra del imaginero Antonio Cardoso de Quirós. Hoy día se encuentra en la capilla de San Gregorio, desde donde cada sábado santo acompaña a l Señor Yacente, en el paso llamado del duelo.

Dolorosa de Sevilla.

Subir

Volver

Página principal